Noticias

Y llegó el oro de Georgia

Georgia tuvo que esperar a la última jornada por Guram Tushishvili (+100 Kg), que batió a todos sus rivales de forma convincente para alzarse con su primera medalla de oro en este mundial senior. Guram que el año pasado estuvo a punto de dar la sorpresa en una durísima semifinal ante el coloso Teddy Riner, en Bakú ha aprovechado la ausencia de este para alzarse con la corona mundial, que por coincidencia es su primer metal a este nivel.

Tushisvili derrotó sucesivamente al rumano Natea, al ucraniano Khammo, al holandés Meyer y en la semifinal al mongol Ulzibyar, todos ellos con un gran dominio que remató por Ippón. En la final, ante el sorprendente azerbaiyano de origen georgiano Ushangi Kokauri (estrenante en un podio mundial), el mismo comenzó con buenos ataques del local que puso en varios ocasiones en peligro a su ex-compatriota, después de recibir una sanción por postura defensiva y escapar de una inmovilización, el explosivo georgiano despertó y puso rumbo hacia el oro.

En las postrimerías del combate y cuando llevaba el peso del desafió con su ofensiva, Tushishvili se sacó un espectacular ippón seoi nage que llevó el Ippón definitivo al placard y con ello el triunfo mundial que desató la alegría para el georgiano y sus muchos seguidores que colmaban el palacio de deportes de la capital azerbaiyana.

Por la medalla de bronce, el subcampeón olímpico de Rio 2016, el japonés Hisayoshi Harasawa con una preciosa combinación de ouchi gari y osoto otoshi derrotó al uzbeko Oltiboev por Ippón y conquistó su primer podio universal, otorgándole a Japón la última medalla de este mundial que se cifró en el masculino en 2 oros, 2 platas y 3 bronce, quedando solamente dos de sus competidores sin acceder al podio. Por el otro bronce el campeón mundial junior de 2014, el mongol Ulziibayar Duurenbayar vencía en un agotador punto de oro al campeón olímpico y mundial de los menos 100 Kg, el checo Lukas Krpalek que después de su triunfo europeo este año venía muy motivado, pero no estuvo a la altura en esta lucha y cedió de wazari, posibilitando la conquista del primer metal a este nivel del asiático.

Guram fue el justo ganador de este peso y mostró velocidad, judo vistoso y eficaz además de gran potencia física. De lejos es el único que mostró en esta edición que le podría plantar cara al campeonísimo Riner…el futuro lo dirá, mentras tanto Georgia vibra con su  nuevo héroe.

FOTOS: IJF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *