Noticias

Oro de Tsunoda y plata de Vázquez cierran un gran Europeo Cadete para España

España firmó un gran Europeo Cadete que finalizó ayer en Varsovia. Nuestro combinado nacional Sub-18 se trae a casa un título y una medalla de plata. El metal dorado llegó a través de la catalana Ai Tsunoda (-70 Kg) y la plata por intermedio de la gallega Laura Vázquez (-63 Kg).

Ai Tsunoda (-70 Kg) inició su camino hacia el oro continental cadete con triunfo por Ippón ante la portuguesa Paiva, fórmula que repetía en segunda ronda ante la lituana Kleinyte. En su tercera salida al tatami batió a la holandea Van Heemst también de Ippón para acceder asi a semifinales.

La alemana Pflugbeil apenas resistió dos minutos a la catalana, que con otro Ippón finiquitaba esta contienda. En la gran final ante la letona Dolgilevica más de lo mismo, dominio absoluto de Tsunoda y otro Ippón que ahora sí la coronaba como reina de Europa en su debut en citas continentales.

La judoka del Dojo Lleida mostró en Polonia credenciales más que suficientes en este excelente oro, basado en el judo japonés que lleva implícito en su ADN a través de su padre (Go Tsunoda) y una madurez sorprendente a sus 17 años que le brindan la confianza necesaria para mostrar su mejor versión en cada salida al tatami.

Sin dudas España tiene un gran diamante entre sus manos con esta competidora que seguramente nos dará nuevas alegrías en el futuro.

Por otra parte la plata de la expedición española llegó a través de la viguesa Laura Vázquez (-63 Kg) que derrotó a la griega Stamouli por la ventaja máxima en la fase inicial, mientras que en la segunda ronda derrotó a la lituana Pileckaite y en los cuartos de final triunfó ante la rusa Guzun

En las semifinales la joven judoka del Club Famu de Frutos, se llevó la victoria en apenas 15 segundos al batir de Ippón a la croata Kristo. En la disputa del oro enfrentó a la belga Corrao, bronce europeo en 2018 y en los Juegos Olimpicos de la Juventud el pasado año, ante la cual cedía por la ventaja máxima. 

La competidora radicada en el Centro Galego de Tecnificación Deportiva de Pontevedra y entrenada de forma magistral bajo la batuta de Marcial Romero, demostró en la capital de Polonia su fantástico potencial, que a día de hoy la convierten en una de las preciosas perlas de futuro del judo español y que le ha permitido escalar al podio continental  y de seguro le permitirá seguir sumando  triunfos para nuestro país en los tatamis mundiales.

El resto de los judokas de la joven escuadra nacional cadete dirigida por José Manuel Martín y Vanesa Arenas, quedaron alejados del podio a pesar del gran esfuerzo realizado en sus combates.

La gran actuación de nuestras dos judokas colocó a España en el 3º lugar por países en la clasificación femenina, mientras que en la tabla general por naciones se recaló en el 6º puesto.

FOTOS: EJU/Real Federación Española de Judo y D.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *