Entrevistas

Entrevista a Sonia Andonegui

La bilbaína continúa vinculada al mundo del judo y actualmente ejerce como una de las seleccionadoras del equipo nacional Paralímpico. Sonia  nos brinda sus impresiones sobre su pasado y presente en el mundo del Judo.

1. ¿Cómo comienza tu relación con el judo? 

A los 9 años le propuse a mi madre hacer ballet en el colegio y… dado que además practicaba rugby, atletismo, deportes rurales vascos, tiro con carabina y todo lo que ofertasen en el colegio como actividad extraescolar, creo que no me vio tan delicada como para ponerme un tu-tu, así que decidió darme a elegir eso o Judo y así fue como empecé yendo al Club del coreano Chung.

2. ¿Por qué elegiste este deporte? 

Me sentí identificada con el desde que comencé y poco a poco fui dejando de lado el resto de deportes que hacía simultáneamente.

3. De los resultados conseguidos en tu carrera deportiva…¿Cuál elegirías y por qué?

El tercer puesto Europeo Júnior en el que tras el Mundial de El Cairo poco antes gané en repesca a la inglesa Georgina Singleton reciente campeona del Mundo, por Ippón y todo el pabellón se volcó diciendo mi nombre. Lo recuerdo con gran ilusión, posiblemente porque con 17 años aún era muy impresionable.

4. ¿Cuál decepción desterrarías de tu carrera como deportista? 

Cuando en 2005, tras una buena pretemporada y en una de mis mejores condiciones físicas y psicológicas, me rompí el peroné 15 días antes del campeonato de España, quedándome directamente fuera de la temporada.

5. ¿Un momento de tu juventud que haya marcado tu relación con el Judo? 

Mi etapa en la que entrenaba en el Judo Club Gaspar, con Carmen Solana (a quién debo la calidad técnica que me transmitieron). Todas las salidas a torneos, stages y cursos de verano que compartí durante mi adolescencia con mi hermano y mis compañeros de club, quienes eran mi segunda familia.

6. ¿Cómo fue la transición de estar compitiendo en el tatami a estar dirigiendo competidores? 

Realmente no fue transitorio, sino más bien una etapa de distanciamiento durante mi traslado a Irlanda por motivos laborales. Pasado un año, me acerqué a un club de un pueblito cercano donde poder quitarme ese monillo de volver a ponerme el judogui. Una cosa llevo a la otra. Tras un mes ayudando al entrenador con los chicos, le habló de mí al seleccionador nacional Irlandés, quien me recordaba de un Open Británico en el cual dejé a su competidora fuera de repesca al ganar a Telma Monteiro, quien esperaba le abriría la puerta a disputar el bronce. Este me propuso trabajar con él como coach, para intentar clasificar a su competidora de 48 para los Juegos de Londres 12 (la única con la que contaba el país). Así empecé!!! Y…lo conseguimos!!

7. ¿Qué premisas consideras que se deben poseer para ser un buen entrenador? 

Ser técnico, táctico, sentir el judo, saber transmitir, conocer las sensaciones de cada competidor y empatizar con ellos

8. Según tu opinión: qué entraña mayor grado de dificultad…¿Ser un deportista de élite o entrenador? 

Creo que ser deportista de elite en cuanto a sacrificio, constancia, autoexigencia, lucha con uno mismo….

9. ¿Qué opinión te merece el presente del judo español? 

Creo que hay mucho potencial por desarrollar, pero faltan medios y ayudas. La estructura de base está por debajo de otros países. Y las facilidades que se les da a los competidores en muchos casos son escasas o nulas. Además considero que en muchos clubes, hablando del judo base, no de alto rendimiento, se focalizan las clases hacia un judo de competición, olvidando el perfeccionamiento técnico y potenciando más el físico desde edades muy tempranas.

10. ¿Y cómo ves el futuro del judo nacional? 

Como bien dije antes, creo que hay potencial. Pero teniendo en cuenta el grado de compromiso y sacrificio que exige el judo… y que las generaciones que vienen, se crían teniéndolo todo a su alcance, fácil y sin casi esfuerzo Me da miedo pensar que muchos jóvenes no estén dispuestos a afrontar esos retos por falta de ayudas, y que nos quedemos cada vez mas a la cola, en relación a otros países.

11. Y sobre el judo vasco…¿Qué nos puedes referir? 

Como Vasca que soy recuerdo los campeonatos regionales en los que generaciones de judokas anteriores a la mía aún daban sus últimos coletazos mientras aparecíamos nosotros con mucha ilusión. Era una época de grandes competidores (Alfonso García ,Carmen Solana, Tomás Toro, Los hermanos Uematsu, Leire Iglesias, Yahaira, …) En parte me da pena ver como la participación de los campeonatos., ha disminuido considerablemente.
A pesar de ello creo que sigue habiendo grandes maestros y entrenadores que se entregan por y para sus clubs y animo a todos los jóvenes judokas que sigan luchando por llegar alto. 

12. ¿Qué consideras que te ha aportado la labor que desarrollaste como entrenadora en Irlanda y actualmente en la Selección Paralímpica española? 

Satisfacción y confianza.
En Irlanda, fue un trabajo día a día, más intenso y directo, donde lo que era un reto se convirtió en realidad, llegar a los juegos de Londres 12.
Con el equipo Paralímpico es un contacto mas distanciado en fechas. Considero que la labor psicológica de motivación es indispensable. El hecho de la confianza por su parte cuando salen al tatami, dirigirles, ser capaz de transmitir y como resultado obtener respuesta por su parte para mi es una gran satisfacción.

13. ¿De qué forma motivas a los deportistas que diriges?

Entreno y caliento con ellos limando pequeños detalles previos en una competición (desplazamientos, agarres…) Me transformo en uno más!
Me siento a hablar con cada uno de ellos para motivarles y darles el último empujón antes de salir, para ver como se sienten. Trato de empatizar con cada uno.
Una vez fuera, ellos hacen el trabajo, solo les marco pautas en el desarrollo del combate y tiempos (ya que no ven el marcador) Y por supuesto…grito mucho desde la silla! Jajajaja.

14. ¿Cómo compaginas tu labor en el judo con tu vida profesional fuera del mismo?

Realmente siempre me ha costado mucho esfuerzo. Soy Maitre de eventos y banquetes en un hotel 5 Estrellas. Es una profesión dura en cuanto a disponibilidad de horarios. Pero por suerte hasta el momento siempre me han apoyado dando la facilidad de disponer de mis días de vacaciones u horas acumuladas en función a los campeonatos y salidas con el equipo. Aunque para ello tengo que doblar jornadas y trabajar semanas sin descanso para poder pedir días. “Primero hay que dar, para después recibir”.

15. Algún mensaje para los judokas vascos. 

Jamás digáis que es imposible llegar alto…simplemente que aun no lo habéis intentado. Muchos ni siquiera tienen ese privilegio de luchar por conseguir la ilusión de una recompensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *