Entrevistas

Entrevista a Héctor “Coco” Rodríguez

Fue el primer Campeón Olímpico de la historia del Judo en Iberoamérica. Su proeza se agiganta con el tiempo al tener en cuenta la realidad tan dispar de Montreal 76 con la de la actualidad.
Este afable criollo forma parte merecidamente del Salón de la fama de la Federación Internacional de Judo. Con su acento típico y su gracejo caribeño va derrochando simpatía y humildad en el trato con todos los que lo conocen.
Excelente tecnicista aún se conserva fiel al judo aprendido en su tierna infancia. Como entrenador su incuestionable saber ha estado al servicio de las Selecciones Nacionales de su Cuba natal y desde hace años aporta sus conocimientos en el CAR de Madrid. Tiene la palabra el hombre que marcó con su triunfo un antes y un después en un país, en todo un continente, en toda Iberoámérica…simplemente Coco.

1. ¿A qué edad se inició en el Judo?

Comencé a la edad de 13 años.

2. ¿Por qué se decidió por esta modalidad?

El judo fue un deporte que siempre me llamó la atención, pero antes del triunfo de La Revolución me era imposible practicarlo debido a que tenía que pagar por ello. Con los cambios que trajo el triunfo revolucionario se masificó la práctica deportiva y es ahí cuando me inicio en el judo junto a unos amigos.

3. ¿Su mayor satisfacción en su vida de atleta?

Mi mayor satisfacción como atleta fue haber participado en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, donde además me coroné ganador en la división de los 63 kgs. Creo que ese es el mayor sueño que persigue todo deportista, ver su esfuerzo materializado en una medalla olímpica, en mi caso particular fue mayor el regocijo ya que era la primera en el Continente Americano y en especial en mi país.

4. ¿Alguna decepción que desterrarías de tu vida como deportista?

El camino al éxito en el deporte de alto rendimiento está plagado de innumerables momentos de alegrías pero por desgracia también toca vivir momentos especialmente amargos , para mí uno de ellos fue en los Juegos Olímpicos de 1972 ,en el combate por el bronce frente al francés Munier, fui despojado de la medalla, lamentablemente esta no sería la única vez ya que en los Juegos Panamericanos de México 1975 volvería a correr la misma suerte pero esta vez me fue negado el metal dorado, por decisión arbitral.

5. Alguna anécdota reseñable de tu vida como competidor.

Recuerdo que momentos antes de la discusión de la Medalla de Oro, recibo la llamada del Comandante Fidel Castro para animarme y dejarme saber que el pueblo de Cuba estaba conmigo. Ese es uno de los momentos que con más agrado guardo en mi memoria, junto a la increíble emoción que sentí al llegar a suelo cubano y ver a Fidel en la escalerilla del avión, además de todo el calor y el cariño con el que fui recibido al llegar a mi tierra.

5. Montreal 1976…qué significa hoy en día para tí?

Haber logrado ganar los Juegos Olímpicos de Montreal 1976 marcó mi vida de manera positiva tanto en el ámbito personal como profesional, indudablemente hubo un antes y un después.
En lo personal porque pasé a ser de un simple muchacho con un montón de sueños en los bolsillos a una persona reconocida y querida por todos por lo que había logrado y en lo profesional esa medalla fue la llave que me abrió muchas puertas como entrenador, primeramente la de una de las mejores selecciones de judo de todos los tiempos: la cubana.

6. ¿Cómo fueron sus inicios como entrenador?

Me estreno como entrenador en al año 1982, con el equipo femenino en la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético Nacional ubicada en Playa (La Habana).
En el año 1989 paso a formar parte del elenco técnico de la Selección Nacional Femenina de Judo bajo las órdenes del maestro Ronaldo Veitía.
En 1990 participo como entrenador en el Campeonato del Mundo Junior en Lion, Francia, donde por primera vez se logran dos medallas de oro por mediación de las estelares Legna Verdecia y Dayma Beltrán y una importante medalla de bronce lograda por la excelente Kenia Rodríguez.
Estos serían los primeros destellos de una larga lista de éxitos en el judo femenino a nivel mundial. También tuve el honor de integrar el cuerpo de preparadores del Equipo Nacional Masculino en los años 1995-1999.

7. En su extensa vida como entrenador ..¿Cuál ha sido su momento más difícil?

Uno de los momentos más difíciles en mi carrera como entrenador llega cuando se me ofrece la oportunidad de ampliar mi experiencia con otras selecciones y en otros países, en este caso fue España; esto no tenía que significar que escogía a una por encima de otra simplemente quería desarrollarme y probarme en otros terrenos, pero desafortunadamente en aquel momento mi decisión no fue entendida así y fui separado definitivamente del judo cubano al que me une su historia y el amor que siento por este deporte. A pesar del difícil momento que me tocó vivir por aquel entonces, lejos de mi familia, amigos y temeroso de lo desconocido, al llegar aquí a España me encontré con el respaldo y apoyo de la Federación Española de Judo y del colectivo de entrenadores que me acogieron como uno más y me han permitido trasmitir mis conocimientos y aprender de ellos durante estos años.

8. Según tu opinión: ¿Qué entraña mayor grado de dificultad, ser un deportista de élite o un entrenador de élite?

En mi opinión entre los puntos comunes entre un deportista de élite y un entrenador de élite se encuentran que para ambas condiciones se necesitan años de estudios, sacrificios, abnegación y esfuerzo. Sin embargo detrás de estas figuras hay un colectivo sin el que no sería posible resultado alguno. Lograr subir a un podio es la mayor aspiración y recompensa de un atleta de élite pero la escalada hacia esa cumbre está precedida y apoyada por un entrenador y un equipo de élite; yo he tenido el placer de estar en ambos lados.

9. ¿Cómo ve el nivel actual del Judo Español?

Me permito decir que el judo español en estos momentos está a la altura y nivel de otros países de alto desempeño en este deporte, contamos con subcampeones del mundo senior y junior y atletas que han conseguido su clasificación olímpica.

10. ¿Cómo ve el futuro del judo español?

Lo más importante creo que aún está por llegar ya que tenemos muchas figuras noveles con grandes condiciones que aún están en desarrollo y cuando el esfuerzo es total la victoria tiene que ser completa, por lo que estoy seguro que del judo español oiremos hablar en un futuro para nada lejano.

11. Coméntanos un poco más de su labor en el CAR de Madrid.

Mi labor en el CAR (Centro de Alto Rendimiento) es contribuir a la preparación y desarrollo de los deportistas de alto rendimiento que forman parte de su plantilla.

12. ¿Cómo motivas a los deportistas que entrenan bajo tu guía?

La motivación en un deportista tiene que ser diaria, fijando objetivos medibles en dependencia de cada etapa de preparación. En lo particular trato de ser ejemplo y guía para mis alumnos proponiendo un entrenamiento dinámico que los motive a asistir cada día al tatami ya que considero que las grandes competiciones se ganan en los entrenamientos diarios.

13. ¿Cuál consideras la parte más compleja de su labor como entrenador y por qué?

Ser entrenador es una labor que me llena de satisfacción y me ha dado grandes alegrías, pero si hay algo que no he logrado superar en todos estos años es cuando veo truncado el esfuerzo y la ilusión de un atleta por las lesiones, eso lo sufrí mucho en mi etapa de atleta y aún me afecta cuando veo a uno de mis chicos en esta situación.

14. Defínase como entrenador.

Como entrenador creo que soy exigente para lograr los objetivos propuestos, me gusta mi trabajo así que en la misma medida que me exijo a mi mismo le exijo a los demás, pero quisiera que mis alumnos me vean como un apoyo y que puedan contar conmigo tanto dentro como fuera del tatami.

15. Fuera del Judo…¿Cuáles son sus intereses?

Fuera del judo soy una persona muy corriente, aún veo dentro de mí aquel chaval de campo y travieso. Me gusta mucho estar con mi familia y disfrutar de ellos que al fin después de tantos años estamos juntos otra vez, ver estudiar y crecer a mi nieto. Agradezco a Dios todo lo que me ha dado en el plano personal ya que cuento con una familia y amigos maravillosos con los que he compartido momentos tristes pero también muchas cosas buenas.

16. ¿De dónde le viene su apodo: Coco?

De dónde me viene lo de Coco? Jajajaja…Pues eso me lo puso mi abuela, según me contaba mi padre, ella se sentaba conmigo en brazos en el portal de la casa donde vivíamos en el campo y me bautizó así, la verdad a mí no me gustaba mucho y entonces mis hermanos me lo repetían para molestarme y así se me quedó (Coco).

17. ¿Qué te motiva a levantarte cada mañana?

La vida es un reto que vale la pena descubrir cada día, así cada mañana agradezco por un nuevo desafío.

18. ¿Qué le hace sonreír? 
Después de mis seis décadas vividas, sonrío al ver todo lo que he sido capaz de lograr, de cada historia que me ha dado una experiencia, de las personas que he encontrado en mi camino que hacen que todo tenga sentido, he tenido una compañera de viaje maravillosa, dos hijas bellas que pude ver crecer y ver nacer a mis nietos, en fin soy un hombre privilegiado.

19. ¿Qué detesta?

Bueno te diré que lo que más dolor me causa son sentimientos tan mezquinos como la falsedad, el engaño, la traición y la deslealtad sobre todo a los principios.

20. ¿Qué significa el Judo para ti?

El judo para mí nunca ha sido solo un deporte, sino mi filosofía de vida, gracias a él he aprendido valores como la tenacidad, el esfuerzo, valentía, respeto a los demás y a ser solidario y son principios que llevo a cabo en mi día a día.

21. ¿Algo que quieras agregar para los lectores de Judo Noticias? 

A los lectores de Judo Noticias agradecer su apoyo a este espacio mediante el cual muchos de los amantes del judo estamos en contacto. Y especialmente a ti Ronaldo por darme la ocasión de compartir mis vivencias y expresarme en tu publicación a la cual auguro muchos éxitos.

Un gran abrazo.

FOTO: Marcelo Rua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *