Enciclopedia del judo

Consideraciones sobre la preparación psicológica del judoka

Algunos entrenadores no le dan la suficiente importancias a la parte psicológica del atleta durante la preparación y competencia, El judo de competición es un deporte de mucha exigencia física y mental, por lo que la preparación psicológica del judoka determinará en gran medida hasta dónde pueda alcanzar un resultado.

Numerosas veces hemos escuchado de los entrenadores que un judoka es muy bueno, pero en la competencia no rinde, o en el combate pierde la concentración del combate cuando está ganando, por supuesto la táctica de un judoka no es igual cuando esta y ganando que cuando está perdiendo y mucho menos si queda poco tiempo de combate. Estas y otras situaciones pueden ser afrontadas con mayor facilidad por parte del atleta y de eso se encargará en el entrenamiento psicológico.

Existe una correspondencia entre las cualidades psicológicas de los judokas, las exigencias psicológicas del deporte y el éxito deportivo. En el caso particular de los judocas, el temperamento predominante es una combinación de flemático-melancólico en primer y segundo términos respectivamente, en los caso del temperamento melancólico aunque presentan desequilibrio en los procesos nerviosos el grado de introversión no es extremo. Dentro de las cualidades del temperamento se destaca que son atletas activos, con agilidad motriz, perseverantes, analíticos, pacientes, dinámicos, ágiles de mente, observadores, con resistencia psíquica, optimista y reflexivos.

Presentan una ansiedad media como rasgo de su personalidad, son independientes, con eficientes mecanismos de autocontrol para mantener la estabilidad emocional antes las fuertes sesiones de entrenamiento y las tensas condiciones cambiantes de las competencias. Presentan un gran desarrollo en parámetros psicofisiológicos y perceptuales como son en las percepciones vestibulares y musculares que le han permitido una buena orientación en el espacio y mantener el equilibrio y la postura ante las exigencias de las diferentes situaciones. Se caracterizan por presentar talento motor, es decir presentan una alta autorregulación motriz con la explosividad y estabilidad que le permite un alto nivel de ejecución motriz y dominio técnico.

EN EL ENTRENAMIENTO

  • El judo es un deporte que requiere un entrenamiento repetitivo, para llegar a dominar las diversas acciones técnicas. Para ello hay que repetir los movimientos miles de veces. Esto en numerosas ocasiones puede provocar una falta de motivación en los judokas. Los conocimientos en psicología deportiva, bien sea aplicados por el propio entrenador o con la ayuda del psicólogo deportivo pueden ayudarnos a mantener un nivel óptimo de Motivación en los entrenamientos.
  • Los judokas de alto nivel se someten a varias sesiones de entrenamiento al día, pudiendo con facilidad llegar al estado de sobre entrenamiento y agotamiento psicológico. Este término que se suele denominar como “burnout” es muy común en este tipo de deportes con gran exigencia, normalmente en respuesta la insatisfacción o al estrés excesivo. En la alta competición por todos es sabido del abuso de sustancias nocivas y/o dopantes para el organismo. La labor del psicólogo como educador, ayudando a educar a los competidores, haciendo hincapié en controlar las situaciones que desencadenan que estos tomen substancias prohibidos, como puedan ser la presión, la curiosidad, la necesidad de alcanzar el éxito, cuestiones relacionadas con la autoestima, etc.

  • Los trastornos de la alimentación es otro aspecto muy habitual en el judo, sobre todo debido a que los judokas deben controlar su peso para las competiciones, provocando en muchas ocasiones reducciones de peso nada saludables, utilizando técnicas como la Deshidratación, uso de diuréticos y laxantes, insuficiente ingesta alimenticia, etc. La figura del psicólogo deportivo, así como la del entrenador será vital para prevenir y tratar este tipo de comportamientos, muy extendido en nuestro deporte.
  • Las expectativas creadas por los entrenadores, padres, amigos, etc, puede influenciar en gran medida el rendimiento de un judoka, por lo que los conocimientos de psicología Deportiva nos ayudarán a no establecer expectativas inadecuadas que perjudiquen posteriormente el rendimiento de un competidor.
  • La figura del psicólogo deportivo es vital para establecer unas relaciones comunicativas entre el grupo de entrenamiento que sean positivas y adecuadas. Por norma general, el judo difiere en otros deportes en cuanto a situaciones de confrontación y crítica entre entrenador-competidor, ya que el respeto que se tiene hacia el entrenador de judo es algo que no sucede en otras disciplinas. Los conocimientos psicológicos ayudarán a una correcta utilización de los refuerzos durante la competencia y durante el propio combate.

FUENTEJusto Noda Barreto

Director Deportivo Training Center IJF México
8vo Dan IJF
7 Juegos Olímpicos como entrenador selección nacional de Cuba.
18 medallas olímpicas de atletas bajo su mando.
27 medallas mundiales de atletas bajo su mando.

FOTO: Paco Lozano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *