Reflexiones

Una historia sobre el Judo

Escuchen pequeños…tengo una historia que contarles sobre nuestra arte marcial.

El Judo me enseñó muchas cosas.
Me enseñó a tener más seguridad.
Me enseñó a utilizar mejor la cabeza.
Me enseñó a usar mejor mi cuerpo.
Me mostró como ser paciente, a observar a mi oponente, a defenderme y contraatacar en el momento oportuno.
Me hizo aprender a caer y a levantarme.
Me mostró que si vas a caer, es mejor hacerlo de forma suave, sin luchar contra la caída para no lastimarse.
Me hizo sacar provecho de la derrota.
Aprendí que la victoria solo puede ser alcanzada con mi propio esfuerzo.
Me hizo comprender que no hay nada fácil y que a veces es necesario sufrir para conquistar algo.
Me enseñó que siempre hay algo nuevo para aprender y que hay que luchar para superar obstáculos que parecían imposibles de ser superados.
El judo nos enseña a observar antes que a reaccionar, concentración y equilibrio físico y mental.
El Judo es coraje, lealtad, respeto a la sabiduría y experiencia, a los compañeros, al dojo y al sensei. El Judo me cambió por completo.

– Entonces Sensei…qué es el Judo?

– El Judo es una filosofía de vida…el Judo es mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *